Huevos Oro Libres de Jaula se registró como marca en la Superindustria

Huevos_Oro_2018

Todas las empresas solicitaban que no utilizara la expresión “libres de jaula”

Un pleito marcario como pocos se presentó en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) cuando cinco empresas avícolas se enfrentaron por el registro de la marca Huevos Oro Libres de Jaula que solicitó Nutrientes Avícolas S.A – Nutriavícola S.A.

Las opositoras fueron Avícola Nacional Sociedad Anónima Avinal S.A., Santa Anita Nápoles S.A, la Federación Nacional de Avicultores de Colombia e Incubadora Santander S.A.

Sin duda fue un caso difícil de resolver. Las opositoras presentaron sus querellas con fundamento en el artículo 135 literales b), e), g) e i). Los impedimentos mencionados dictan que no se puede registrar una denominación que carezca de distintividad, que consistan exclusivamente de una indicación, que sean una designación común y que puedan engañar a los medios comerciales, refiriéndose a la frase libres de jaula.

Para resolver el trámite, los examinadores de la SIC tuvieron que descomponer el caso por partes. Primero respondieron la oposición de Avícola Nacional Sociedad Anónima Avinal S.A. La organización expresaba que la marca era una expresión que no era distintiva por la frase “Libres de Jaula”. Al respecto, el despacho contestó que efectivamente el hecho de que carezca de distintividad hace que no sea una expresión apropiable y por lo tanto no se le puede negar.

Se procedió entonces a contestar las quejas de Santa Anita Nápoles S.A., la respuesta fue similar. El análisis de los nombres arrojó como resultado que Nutriavícola no pretende ser dueña exclusiva de esas expresiones y que incluso la opositora utiliza esas palabras en algunos de sus productos.
Al respecto, Carlos Amaya, socio de Amaya Propiedad Intelectual, dijo que “está claro que el objeto del debate frente a la solicitud se centra en una expresión, sin embargo, es importante aclarar que la causal de irregistrabilidad solo impide el registro de signos laudatorios”.

Incubadoras Santander y la Federación Nacional de Avicultores de Colombia recibieron la misma respuesta. Sus argumentos estaban en contra de la marca porque pensaban que las expresiones solicitadas engañaban al consumidor porque las gallinas que ponen los huevos que vende la empresa solicitante, están encerradas en jaulas.

Los examinadores evidenciaron en su investigación que de las 42 granjas que tiene Nutriavícola, apenas dos de ellas cuentan con jaulas, lo que quiere decir que ese tipo de producción apenas representa 15%, además, ese tipo de huevos son marcados con la letra J.

El profesor Édgar Iván León comentó que “este registro es factible porque la parte en conflicto con las otras no es su elemento principal en la nominación”. Contra todos los pronósticos, la Dirección de Signos Distintivos concedió el registro de la marca de Nutriavícola.

Fuente: La Republica – Asustos Legales